• Home
  • Archive by category "Uncategorized"

LA HERMANDAD UNIVERSITARIA EN LA FIESTA DE SAN RAFAEL

Invitada por la Ilustre Hermandad del Arcángel San Rafael, acudió la Hermandad Universitaria, como todos los años, a la Misa de Regla que celebra la Ilustre Hermandad el 7 de mayo, día que conmemora las apariciones del Arcángel al padre Roelas en el año 1578. Estas apariciones, en las que el santo arcángel se proclama Custodio de Córdoba, tienen lugar precisamente en el sitio donde luego se construyó la actual iglesia, exactamente bajo la cúpula, que es donde estaba situada la alcoba del venerable Roelas.

Presidió la ceremonia el consiliario de la hermandad y rector del Juramento de San Rafael, Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, y acompañó a órgano Clemente Mata. Al ofertorio, el hermano mayor, Manuel Laguna, impuso las medallas a los hermanos que las habían solicitado. Terminada la misa, se procedió a la ofrenda floral, por parte de las instituciones de Córdoba que tienen a San Rafael como patrón, así como por las hermandades, tanto de penitencia como de gloria, que se sumaron a la fiesta. Por parte de la Hermandad Universitaria asistieron el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, y el diputado mayor de gobierno, Daniel Luque Ramírez, que hizo entrega del ramo de ofrenda al hermano mayor Manuel Laguna.

Al término del acto, Manuel Laguna agradeció la asistencia de los presentes y se refirió al magnífico paso para San Rafael que están tallando los hermanos Higuera y que poco a poco se va haciendo realidad. Precisamente, para que se vea el avance de la obra, el paso permanecerá expuesto en la iglesia a lo largo de su construcción. Han llamado especialmente la atención los espectaculares candelabros arbóreos.

CELEBRACIÓN DE LA SÁBANA SANTA

Como todos los días 4 de mayo, fiesta de la Sábana Santa, celebró la Hermandad Universitaria el recuerdo de la santa reliquia en que se basa la imagen del Santo Cristo de la Universidad. Presidió la ceremonia nuestro consiliario, Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, y acolitó NH José Cabrera.

Por primera vez tuvo lugar en el oratorio de la Sábana Santa de la iglesia del Juramento de San Rafael, lo que significa, como advirtió D. Fernando, que, en ese mismo acto litúrgico, con la celebración de la Santa Misa, quedaba bendecido el altar. De acuerdo con las normas litúrgicas actuales, las reliquias de los mártires se colocan bajo el altar y no en el ara. En este caso se trata de las reliquias de los Santos Mártires Carmelitas de Montoro, el Beato P. José María Mateos y sus tres compañeros.

Hizo la monición de entrada el hermano mayor, Alberto Villar, recordando el decreto pontificio de Julio II, por el que se instituye la Misa y Oficio de la Sábana Santa, así como las reflexiones que dedicaron a esta reliquia los papas Beato Pablo VI y San Juan Pablo II. La lectura y salmo corrieron a cargo de NH Miguel Rodríguez-Pantoja, consiliario primero. En la homilía destacó D. Fernando el hecho de ser la primera misa que allí se celebra, y hacerlo sobre un paño de lino tejido en espiga, como la Sábana Santa, que estuvo en el altar de veneración durante la pasada Semana Santa. Explicó que en origen se celebraba la misa sólo sobre el corporal, que recuerda al Santo Sudario, y posteriormente se introdujo el mantel, en recuerdo de la Sábana Santa. En este caso, el corporal utilizado ha sido el paño de lino, del mismo tamaño que el Santo Sudario de Oviedo, que llevó la Virgen de la Presentación en la mano en el altar de veneración.

Destacó la importancia de la Síndone como signo de contradicción, tal como Simeón le anunció a María, acerca de su Hijo, en el momento de la Presentación en el Templo. Como Cristo, el paño de Turín tiene y tendrá siempre fervientes defensores, lo mismo que tremendos detractores, porque, en realidad, Cristo significa un compromiso que muchos no están dispuestos a aceptar.

La Sábana se dio a conocer de manera generalizada en el siglo XX, gracias a los estudios de Ian Wilson, que convenció al equipo de John Jackson para hacer el extraordinario proyecto del STURP en 1978. A pesar de las conclusiones positivas sobre su autenticidad y de las negativas acerca de la idoneidad de la prueba del C14 para un tejido como éste, a pesar de las certezas forenses sobre la autenticidad del paño de Oviedo y su conexión con la Síndone, a pesar de todo ello, hay una legión de negacionistas, que aportan teorías absurdas respecto a su origen.

La Iglesia deja su estudio a la ciencia, puesto que no se trata de una cuestión de fe. No necesitamos la Sabana para creer en la Resurrección de Cristo. Nos basta la certeza de la tumba vacía y el testimonio de los apóstoles, de las mujeres y de muchos otros que fueron testigos.

Pero el ser humano fue creado como racional y se hace preguntas acerca de los misterios, hasta aclararlos o escoger el camino de la respuesta más convincente. No nos damos cuenta de la grandeza del Concilio de Trento, al reconocer, en contra de las tesis de Lutero, la libertad del hombre para aceptar la fe, lo que ha vuelto a ratificar el Vaticano II, porque no hay libertad sin religión, ni religión sin libertad.

UN MARTES SANTO DIFERENTE

La colocación del altar de veneración el Jueves de Pasión y las visitas que iba recibiendo ya desde el Viernes de Dolores, hacía presagiar que la afluencia de público para venerar a nuestros Titulares iba a ser constante a lo largo de la Semana Santa, lo que obligó a la Hermandad a disponer el operativo adecuado para organizar la entrada de los visitantes de acuerdo con las prescripciones sanitarias anti COVID.

Al tratarse de un altar conceptual, de contenido iconográfico simbólico, se vio la necesidad de redactar una explicación que lo hiciera asequible a todos y que se ofreció a los visitantes tanto en papel, sobre el atril del altar, como en línea, mediante código QR. Precisamente el cómputo de la lectura del código, unido al de parte de las visitas y el recuento de donativos por día, ha permitido establecer una aproximación estadística a la afluencia de personas entre el Martes y el Viernes Santos, ambos incluidos, que arroja los siguientes resultados: 10.164 personas, siendo la tarde más concurrida la del Martes Santo, con 3.610 visitantes, y la menos, la del Viernes Santo, con 1.428.

CABILDO CATEDRAL

En la mañana del Martes Santo se abrió la iglesia a su hora habitual de las 10:00. A las 11:30 tuvieron que ausentarse el hermano mayor, Alberto Villar, el diputado mayor de Gobierno, Daniel Luque, y la vocal de Cámara, Mercedes Fernández, para dirigirse a la Catedral. En cumplimiento de lo acordado mayoritariamente por la Asamblea General de Hermanos Mayores, siguiendo las indicaciones del obispo diocesano, Monseñor Demetrio Fernández, las hermandades de cada día habrían de celebrar un acto penitencial y eucarístico en nuestro primer templo, presidido por el Sr. Obispo. La Hermandad Universitaria acudió con la bandera de peregrinación, quedando el estandarte con nuestros sagrados Titulares en la sede canónica. Antes de la procesión de entrada, en la Sacristía Mayor, el Sr. Obispo tuvo la deferencia de saludar amablemente a la representación de la Hermandad Universitaria. Dio lectura a las oraciones preparadas por la Agrupación el diputado mayor de Gobierno y a la reflexión preparada por la Hermandad, el hermano mayor. Todo se hizo con mucha solemnidad.

A las 16:00 estaban citados los hermanos en el Juramento de San Rafael, para celebrar a las 16:30 la Santa Misa del Paso. Previamente habían solicitado la papeleta de sitio que les permitiría ocupar su puesto por antigüedad en la iglesia, respetando la distancia, según las normas sanitarias y vestidos de oscuro para la ocasión, de acuerdo con las normas de la celebración. El cuerpo de capataces, con NH Enrique Garrido al frente, se situó delante de la capilla. Presidió la ceremonia nuestro consiliario, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, actuando de acólito NH Juan Carlos Jiménez.

DIARIO CÓRDOBA

Una vez terminada la Eucaristía, el hermano mayor subió al ambón para dirigir unas palabras de reflexión y agradecimiento a los hermanos, procediéndose seguidamente al rezo del Vía Crucis, que sustituía a la estación de penitencia. Hizo la lectura de los pasajes evangélicos NH Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, vocal consiliario, y las oraciones de cada estación, el hermano mayor.

Terminado el acto, se acercaron los capataces para hacer una ofrenda floral al Santo Cristo de la Universidad, que recibió con emoción el hermano mayor, depositando el ramo sobre el calvario del Santo Cristo. Inmediatamente y antes de su hora, que era las 18:30, hubo que despejar la iglesia y abrir las puertas para dar entrada al gran número de personas que esperaban impacientes en la plaza, y que formaba una cola que llegó hasta la plaza de Juan Bernier.

Las habituales visitas oficiales de la mañana se trasladaron este año a la tarde. En primer lugar, la Hermandad recibió a la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías, presidida por Olga Caballero Marín, que realizó la oración ante nuestros Titulares, dirigida por el vocal de espiritualidad, Gregorio del Rey Alamillo. A continuación, tuvo lugar la visita de los tenientes de alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Torrent Cruz, Marian Aguilar Rider, delegada de Promoción, Casco Histórico y Cultura y Patrimonio Histórico, y Bernardo Jordano de la Torre, que fueron recibidos por el hermano mayor.

La Hermandad Universitaria agradece vivamente estas visitas, así como la de los medios de comunicación, que cubrieron con esfuerzo y excelente trabajo esa tarde tan diferente del Martes Santo, y, muy especialmente, a los miles de fieles que se acercaron a venerar a nuestros Titulares, entre los cuales se encontraban, a título privado, hermanos mayores, conocidos cofrades y la concejal del Ayuntamiento de Córdoba Paula Badanelli. Los costaleros de la Virgen, al no poder asistir por cierre perimetral, enviaron un precioso centro de flores blancas para Nuestra Señora, que el hermano mayor colocó a sus pies. Finalmente, debemos agradecer la labor de vigilancia de la Policía Municipal, pues, aunque la visita se desarrolló en todo momento con perfecta normalidad, su ayuda se hizo necesaria a la hora del cierre, por el número de personas que aún formaban cola.

CRECIENTE DEVOCIÓN A NUESTROS TITULARES

De muchas partes de fuera de Córdoba solicitan a nuestra hermandad que se le envíen estampas o fotos de nuestros Titulares, especialmente del Santo Cristo, porque les profesan devoción y desean que les sirvan de consuelo, sobre todo en casos patentes de enfermedad grave. El Santo Cristo va sumando un número importante de favores, que pretendemos recoger en una memoria.

A mediados de febrero, una hermana nuestra, miembro de la Adoración Perpetua, que se sirve en la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación de Córdoba, advirtió de la presencia en la misma de una gran lona y carteles con la imagen del Santo Cristo de la Universidad. Puestos al habla con el párroco D. Joaquín Pérez Hernández, antiguo delegado episcopal de Pastoral Universitaria, manifestó su extraordinaria devoción por nuestro sagrado Titular, porque le ofrecía perfectamente la imagen de “quien lo ha dado todo hasta el extremo”.

El hermano mayor, Alberto Villar Movellán, se ofreció a dar una charla a los feligreses interesados por la imagen, que tuvo lugar en el mismo templo parroquial, el 10 de marzo de 2021, bajo el título «El sepulcro vacío y el Santo Cristo de la Universidad”. Asistieron, por la Junta de Gobierno, NN. HH. Daniel Luque y Mercedes Fernández, y por la feligresía, el grupo de los Retiros de Emaús, encargado de organizar el acto, al que se unió en esta ocasión el de Effetá. Rafael Prieto, responsable de los mismos, dio la bienvenida al ponente, quien explicó en su intervención las características de la sagrada imagen del Santo Cristo de la Universidad, en relación con los paños de la Resurrección, que los apóstoles Pedro y Juan vieron en el sepulcro vacío. Al terminar, Rafael Prieto le entregó como recuerdo una reproducción del Sagrado Corazón de las Ermitas, que el hermano mayor agradeció en nombre de la Hermandad Universitaria, en cuya casa y oratorio lucirá en su día.

El 17 de marzo tuvo lugar la entrega de la partitura compuesta por Emilio Arroyo sobre el Soneto a Jesús Crucificado. El sencillo acto se celebró en la capilla de nuestros Titulares, en presencia del consiliario, D. Fernando Cruz-Conde, y de varios miembros de la Junta de Gobierno. El autor manifestó que la había compuesto por lo mucho que le inspiraba la imagen del Santo Cristo, a quien se la ha dedicado, y en agradecimiento a la Hermandad Universitaria. El hermano mayor agradeció el regalo de esta primera pieza musical dedicada a nuestro Titular y comprometió al autor para que pudiera estrenarse en el momento en que las circunstancias lo permitan. En recuerdo del acto le hizo entrega del calendario editado por la Hermandad para este año de 2021, junto con la reliquia más preciada, una cajita que contiene partes de la misma madera de cedro en que se talló la imagen del Santo Cristo de la Universidad.

Digna también de reseñarse es la deferencia que mostró con nuestra Hermandad el programa de Canal Sur Radio Paso a Paso, que comanda José Antonio Luque. En dos ocasiones envió al Juramento a sendas saeteras, magníficas, por demás, de la mano de Rafael Fernández Criado. La primera de ellas fue una consumada maestra, Rosario Córdoba, colaboradora y heredera artística del recientemente fallecido Francisco Castellón, fundador de la Escuela de Saetas de Córdoba, quien dedicó una hermosa oración al Santo Cristo de la Universidad, el miércoles de Pasión, 24 de marzo. La segunda, una jovencísima alumna de la escuela, Lourdes Estepa Galindo, de Benamejí, quien con sólo 13 años demostró sus amplias cualidades vocales, que le auguran una carrera extraordinaria, al cantar a Nuestra Señora de la Presentación su sentida saeta en la tarde noche del Miércoles Santo.

ALTAR DE VENERACIÓN

Para paliar las circunstancias provocadas por la pandemia de coronavirus, que impiden realizar la acostumbrada estación de penitencia, han surgido en las hermandades los llamados altares de veneración, que permiten mostrar de modo especial las sagradas imágenes titulares en los días de Semana Santa.

La Hermandad Universitaria ha presentado a sus imágenes sagradas, el Santo Cristo de la Universidad y Nuestra Señora de la Presentación, formando un calvario simbólico, a partir de la iconografía del Stabat Mater, la Virgen al pie de la cruz, según el antiguo himno del siglo XIII: “De pie la Madre dolorosa, llorosa junto a la cruz mientras colgaba el Hijo. Cuya ánima gimiente, contristada y doliente atravesó la espada”. Nuestra Señora de la Presentación, que contempla la espada que le anunciara el anciano Simeón, comprueba ahora, como Corredentora, el cumplimiento de la profecía. Viuda, con el Hijo muerto ignominiosamente, rota en su soledad.

Gaspar Becerra. Soledad de la Victoria. Madrid. Desaparecida

La reina Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II, encargó al escultor Gaspar Becerra una imagen de vestir, que fue engalanada con el traje de la camarera mayor de la reina, María de la Cueva y Toledo, condesa viuda de Ureña. La imagen se destinó al convento de mínimos de la Victoria, en Madrid, donde fue bendecida por el obispo de Cuenca, que luego lo sería de Córdoba, fray Bernardo de Fresneda, en 1565. Venerada como la Soledad, la imagen se hizo tan famosa, que constituyó el modelo para todas las dolorosas en España y los dominios españoles. Tras la Desamortización de 1836, pasó a la Real Colegiata de San Isidro, donde se quemó en el incendio de la iglesia el 19 de julio de 1936.

Sobre el manteo interior de señora, la Virgen viste cuerpo, basquiña y manto, confeccionado por el equipo de cámara de la hermandad sobre patrones del sastre y matemático guipuzcoano Juan de Alcega, de 1589. Se completa el atuendo con las tocas blancas de lino, propias de las viudas nobles, más largas cuanta mayor categoría social.

Como en el Calvario no cabe más que la corona de espinas de Cristo, ejecutado como rey de los judíos, María, Reina de Cielos y Tierra, se despoja de su corona imperial, al modo en que se ve a la emperatriz María de Austria, hermana de Felipe II, viuda del emperador Maximiliano II de Habsburgo, en el retrato de las Descalzas Reales por Juan Pantoja de la Cruz. Lleva la Virgen en la mano derecha el sudario de lino, de idénticas medidas al Santo Sudario de Oviedo, que serviría para cubrir la cabeza del Señor, todavía en la cruz. Presenta un nudo, como lo describe el evangelista San Juan en el sepulcro vacío y como se representó en el arte bizantino desde los más antiguos iconos conservados.

En su soledad contó María con la ayuda de las Santas Mujeres, que se ocuparían de la sagrada mortaja, y, especialmente de su sobrino

Juan Pantoja de la Cruz: María de Austria. Madrid, Descalzas Reales

Juan, el discípulo amado, que narró puntualmente aquella tragedia y recibió el encargo del Maestro de cuidarla como madre, a la vez que María lo recibió como hijo, y con él, a todos nosotros, seguidores de Cristo. San Juan está representado al pie de la cruz por un pedestal, que sostiene el farol, símbolo de la luz de Cristo que Juan nos transmitió. Del mismo cae el simulacro de la Sábana Santa, la rica tela de lino labrada en espiga, que trajo José de Arimatea para amortajar al Rabí.

Y en el centro, nuestro Salvador, el Santo Cristo de la Universidad, que realizó Juan Manuel Miñarro, siguiendo estrictamente las medidas antropométricas y las lesiones del Hombre de la Sábana Santa de Turín. El altar se formó con los respiraderos del paso de Cristo y sus cuatro hachones, en posición de costero, clavada la cruz en el antiguo calvario y adornado, como de costumbre, con estatices morados, símbolo de pervivencia, y laurel, símbolo de la victoria sobre la muerte.

VÍSPERAS DE ACTIVIDAD

A pesar de la pandemia, toda la ciudad vibra ante la proximidad de la Semana Santa. El 12 de marzo, el hermano mayor, Alberto Villar, asistió en la iglesia de la Compañía a la presentación del cartel ganador del concurso de la asociación de Fotógrafos Cofrades de Córdoba, que preside N. H. Valentín Moyano. Resultó ganador el presentado por Rafael Montenegro, con una bella instantánea del paso de la urna del Santo Sepulcro. Con este motivo los fotógrafos de la asociación han realizado magníficos proyectos, entre los cuales sobresalen los dedicados al Santo Cristo de la Universidad. Destacan los dos que ha elaborado Carlos Lope Rodrigo y el de N. H. Miriam Moyano Montávez.

rbt

La Asociación de Comerciantes y Hosteleros del Centro, en colaboración con la Agrupación de Cofradías, ha promovido una acción consistente en engalanar los escaparates de los establecimientos con motivos cofrades. La Agrupación solicitó de las hermandades participantes dos cirios, capirote con cubre rostro y cíngulo, así como una foto representativa de los Titulares. La Hermandad Universitaria aceptó colaborar, aportando dos faroles, capucha, antifaz y cíngulo, más un cartel de los realizados por los fotógrafos citados anteriormente. Esto en cada uno de los tres comercios que nos fueron asignados. El de Carlos Lope presidió la instalación de la tienda Capellina, en calle Góngora, el de Miriam Moyano, la de Dos Gardenias, en Cruz Conde, 22, y el tercero, realizado por la Hermandad, la de Veo Ópticas, en calle Eduardo Lucena.

N. H. José Ramón Molina Hurtado, vocal de Obras Sociales, ofreció el 13 de marzo una charla de extraordinario interés acerca de “La sangre, su fisiología y la Sábana Santa”, dentro del ciclo de formación organizado por la Hermandad Universitaria, que se emite los segundos sábados de cada mes por Zoom. Igualmente, representó a la Hermandad en el Vía Crucis organizado en el Obispado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el Sábado de Pasión, 27 de marzo.

El sábado 20 de marzo se celebró en el Gran Teatro el Pregón de la Semana Santa de Córdoba, a cargo de un elenco de pregoneros que realizaron un homenaje a los pregones de años pasados. Correspondió a nuestra Hermandad un texto del pregón del P. José Juan Jiménez Güeto, de 2016. Asistió en representación de la Hermandad Universitaria la secretaria de la Junta de Gobierno, N. H. Ana Luján Jiménez.

El Lunes Santo por la tarde, recién preparado el altar de veneración, acudieron a nuestra sede los fotógrafos de Fococor, encabezados por su presidente, N. H. Valentín Moyano Fernández, con objeto de tener una sesión de trabajo, que dejaría para la memoria una colección de instantáneas sublimes de nuestros Titulares.

 

JUEVES DE PASIÓN 2021

Tras el paréntesis de 2020, en que la Hermandad hubo de celebrar los cultos del Jueves de Pasión de forma virtual, por medio de Internet, este presente, 25 de marzo de 2021, día de la Encarnación, pudo hacerse con la presencia de los hermanos en el Juramento de San Rafael y de modo parecido al que se tenía en años anteriores, aunque con las debidas precauciones de mascarilla, gel hidroalcohólico y distancia social.

Se convocó a los hermanos a una hora temprana, a las 19:30, para celebrar la Santa Misa, que fue presidida por nuestro Consiliario, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil y acolitada por NH Juan Carlos Jiménez Díaz. Acompañó al órgano Clemente Mata. Se había preparado el día anterior el altar de veneración, con los respiraderos del Santo Cristo, colocados de costero en el lugar donde se pone habitualmente, bajo la cúpula, al lado de la Epístola. Nuestra Señora, vestida al modo de las reinas viudas del siglo XVI, esperaba al traslado, entronizada en la capilla.

Tras la Santa Misa, se apagaron las luces para rezar el solemne ejercicio del Vía Crucis, que leyó NH María Teresa Dabrio. Un grupo de hermanos formó procesión, como es habitual, abriendo el hermano mayor como muñidor, seguido de la cruz de guía y dos faroles, y detrás, doce hachetas, guiadas por el diputado mayor de gobierno. Los motetes que ilustraron las estaciones se iniciaron con el estreno de la composición Con tres clavos, que es una adaptación musical de la Canción de Solveig, de Edvard Grieg, obra del músico Juan Santos Sánchez, autor también de la letra. Pusieron las voces María José Cantos y María Dolores Molina. D. Juan Santos tuvo la gentileza de enviar a la Hermandad la partitura, con autorización para interpretarla, lo que la Hermandad le agradece vivamente.

Al término del Vía Crucis, siguiendo la costumbre, se hizo la vía sacra con las hachetas, para iluminar el paso de Nuestra Señora de la Presentación, llevada por el cuerpo de capataces, al mando de Víctor Villén, hasta el altar de veneración, donde quedó al pie de la cruz. Durante el tránsito sonó, como siempre, el Stabat Mater de Zoltan Kodály. Finalmente, los capataces hicieron entrega de un precioso ramo de rosas blancas para Nuestra Señora.

LA HERMANDAD EN LOS CULTOS CUARESMALES

Correspondiendo a la invitación cursada por dos de las hermandades incardinadas en la parroquia de San Lorenzo, la Hermandad Universitaria ha asistido a los cultos cuaresmales de la Hermandad del Remedio de Ánimas, con sede en la propia iglesia parroquial, y la decana del Martes Santo, la Hermandad del Prendimiento, con sede en el santuario de María Auxiliadora. Representó en ambas ocasiones el hermano mayor, Alberto Villar Movellán.

El sábado 27 de febrero se cerró en San Lorenzo el solemne triduo en honor de Nuestra Señora Madre de Dios en sus Tristezas, Titular de la Hermandad del Remedio de Ánimas, con la Solemne Eucaristía, precedida de exposición del Santísimo, a las 20.15, ocupando la sagrada cátedra el Rvdo. Sr. D. Néstor Huércano Barroso, vicario de la parroquial de la Inmaculada Concepción de La Carlota.

El domingo 28 de febrero, a las 13:00 h, se celebró la Función Principal de Instituto de la Hermandad del Prendimiento, en honor de Nuestro Padre Jesús Divino Salvador en su Prendimiento, presidida por el Rvdo. P. D. José Antonio Perdigones, consiliario de la hermandad y director de la casa Salesiana de Córdoba. El hermano mayor de la Universitaria fue recibido por el de del Prendimiento, Francisco Javier Martínez Gómez. Desde aquí felicitamos a las dos hermandades por los magníficos altares de culto y la solemnidad de las celebraciones.

VÍA CRUCIS DE LAS HERMANDADES

La Cuaresma tiene para la Agrupación de Hermandades y Cofradías su preámbulo en la presentación del cartel de Semana Santa y su arranque, en el Vía Crucis de las Hermandades en la Catedral. El primero de estos actos se celebró en el salón de actos del Palacio Episcopal, el sábado 13 de febrero, presidido por la presidenta de la Agrupación, Olga Caballero, con asistencia del alcalde de la ciudad, José María Bellido y otras autoridades. Asistió en representación de la Hermandad Universitaria N. H. Amalia Hidalgo Fernández, vicehermana mayor.

El cartel ha sido realizado por el artista Juan Miguel Martín Mena, conocido cartelista nacido en Cádiz y activo en Sevilla, que fue presentado por el cofrade Rafael Cuevas Mata. El autor explicó la compleja simbología de la obra, un collage de técnica mixta, que se centra en la imagen del Señor de la Sangre, con el Corazón de Jesús rodeado por otros muchos corazones que recogen el sentimiento y el testimonio de conocidos cofrades cordobeses.

El sábado primero de Cuaresma, 20 de febrero, como es tradicional, se celebró en la Catedral el Vía Crucis de las Hermandades, presidido por la sagrada imagen de Jesús Nazareno, devoción especial del Beato Cristóbal de Santa Catalina, que estuvo muy presente en el acto, lo mismo que las hermanas de la orden hospitalaria por él fundada. Presidió el Sr. Obispo, D. Demetrio Fernández González, asistiendo el alcalde y autoridades, así como numerosas hermandades de gloria y penitencia, que formaron un largo cortejo por las naves de la Catedral, a pesar de que la concurrencia estaba limitada a una persona por hermandad, con excepción de las que marcaban el lugar de las estaciones. La Hermandad Universitaria estuvo representada por el hermano mayor, Alberto Villar Movellán.

Este año, por causa de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, hubo que suspender el traslado procesional de Nuestro Padre Jesús Nazareno hasta la Catedral, limitándose el Vía Crucis a la procesión interna, que finalizó al ser entronizada la imagen en el presbiterio. Como siempre leyó las estaciones el cofrade y pregonero Fermín Pérez Martínez, hermano de Jesús Nazareno. Cada una de ellas estuvo separada por la interpretación de diferentes motetes, ejecutados al órgano por Clemente Mata. Terminó el acto con homilía del Sr. Obispo, que agradeció la presencia de autoridades y cofrades, y muy especialmente la dedicación de las hermanas hospitalarias y hermanos de Jesús Nazareno. El prelado cerró la celebración con la bendición solemne.

MIÉRCOLES DE CENIZA

El miércoles 17 de febrero dio comienzo la Cuaresma de este año 2021. Con las debidas precauciones de distancia, mascarilla y gel, se dio cita en el Juramento de San Rafael una abundante feligresía. Los altares del Santo Cristo de la Universidad y Nuestra Señora de la Presentación habían sido ya despojados de flor y vestidos con la austeridad propia de este tiempo litúrgico.

Presidió la asamblea eucarística el R. P. D. Fernando Lavirgen Castro, asistido por N. H. Juan Carlos Jiménez Díaz como acólito. La representación de hermanos estuvo encabezada por el hermano mayor. Hizo las lecturas N. H. Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez. En la homilía recordó el celebrante la significación de este tiempo, que lleva al Triduo Pascual, y, a continuación, procedió a la bendición de la ceniza y a su imposición sobre los fieles, en esta ocasión vertida sobre las cabezas, para evitar el contacto físico por razones de prevención sanitaria.

Nos acompañó en la Misa el director de la Residencia Universitaria Puerta Nueva, D. Miguel Ángel Peña de Urquía , con un grupo de estudiantes, a quienes la Hermandad Universitaria agradece su asistencia. Al término de la Santa Misa fueron recibidos por la vicehermana mayor, Amalia Hidalgo Fernández, en la capilla de nuestros Titulares, donde les explicó las características de la sagrada imagen del Santo Cristo de la Universidad, reflejo fiel del Hombre de la Sábana Santa. La Hermandad agradece igualmente a la Universidad de Córdoba que se hiciera eco en su web del anuncio de esta celebración, que se ofrece, como siempre, a todos los universitarios interesados.

Al acabar la misma, se procedió al rezo del ejercicio del Vía Crucis, presidido por el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, acompañado en la lectura de los pasajes evangélicos por N. H. Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez.