CORPUS CHRISTI

El domingo 2 de junio se celebró en la Catedral de Córdoba el solemne pontifical presidido por el obispo, Ilmo. Sr. D. Demetrio Fernández González, con motivo de celebrar la solemnidad trasladada del Corpus Christi. Comenzó la liturgia a las 18:30 h. Asistieron las autoridades de la ciudad, Ayuntamiento, Diputación, Parlamento andaluz, Delegación de Defensa, Brigada Guzmán el Bueno, Universidad, Academia, Adoración Nocturna, Cáritas, Manos Unidas, Agrupación de Cofradías, Hermandades Sacramentales, de Penitencia y de Gloria y numerosos feligreses de todas las parroquias.

Concelebrando con el obispo se encontraban los miembros del Cabildo catedral, con el Deán al frente, así como la mayor parte de los párrocos de la ciudad y miembros de comunidades religiosas y diáconos de los seminarios diocesanos.

El acompañamiento musical estuvo a cargo del maestro de capilla, el canónigo D, Antonio Murillo, que dirigió al coro de seminaristas, arropado por el órgano de la catedral tocado por Clemente Mata. Terminada la comunión, al filo de las 20:00 h, se puso en marcha la larga comitiva de la solemne procesión eucarística, con las asociaciones y las hermandades, jalonada por la presencia de bandas y coros y, especialmente, por el misterio de la hermandad de la Sagrada Cena. Cerrando la misma iba todo el clero y autoridades civiles y militares, presididos por el obispo diocesano. Discurrió la procesión gloriosa por el Patio de los Naranjos, Puerta del Perdón, Cardenal Herrero, Magistral González Francés, Cardenal González, doblando luego en Cruz del Rastro hacia el centro de la ciudad por calle San Fernando, la antigua calle de la Feria. Cuando llegó la cruz de guía a la mediación de la calle se oyeron las campanas de la catedral, que volteaban para anunciar la salida del Santísimo en la custodia de Arfe.

Siguió la procesión por Diario de Córdoba, Claudio Marcelo, Plaza de las Tendillas, Jesús y María, Blanco Belmonte, Plaza de la Agrupación de Cofradías, Conde y Luque, Deanes, Plaza de la Judería, Cardenal Herrero y entrada, de nuevo por la Puerta del Perdón, a la Santa Iglesia Catedral. Terminó la celebración con la bendición solemne, a los sones de la Marcha Real, y reserva del Santísimo Sacramento. Concluyó la ceremonia a las 23:45 h, habiendo agradecido D. Demetrio la presencia de todos los concurrentes en tan brillante celebración. La representación de la Hermandad Universitaria estuvo integrada por estandarte, cinco varas y dos cirios, presidiendo el hermano mayor, Alberto Villar y NN HH Daniel Luque, Mercedes Fernández; Juan José Sánchez como portaestandarte, con María Luisa Córdoba y María Villar, varas, y, abriendo, Gonzalo García y Ana Gisbert, cirios. Laus Deo.

FIESTA DEL SANTO CRISTO 2024

De acuerdo con su Estatuto, celebró la Hermandad Universitaria la Solemne Fiesta de Regla en honor de su titular, el Santo Cristo de la Universidad. Tuvo lugar el Jueves de Corpus, 30 de mayo de 2024, día de San Fernando. Presidió la ceremonia el M. I. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, canónigo arcediano, párroco del Salvador y Santo Domingo de Silos, Rector del Juramento de San Rafael y consiliario de nuestra hermandad.

El altar se colocó en la rotonda, al lado de la Epístola, con dosel negro y los cuatro hachones del paso; a los pies, un centro de siempreviva morada y delante del frontal, otro de claveles rojos. Flanqueando el altar se encontraban la bandera de Peregrinación y el Estandarte corporativo. En primer término, el atril con el Libro de Reglas. La mesa de oficiales se preparó con el Crucifijo de Miñarro, réplica del Santo Cristo, y dos fanales. Presidió el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, acompañado por la tesorera, Mercedes Fernández Muriel, el vocal consiliario, Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, y la secretaria segunda, María Luisa Córdoba Sánchez.

A las 20:30 h se inició la procesión de entrada, abierta por el hermano mayor, con el Libro de Reglas, seguido del cuerpo de acólitos, formado por NN HH Daniel Luque Ramírez, Juan Carlos Jiménez Díaz, turiferario; Javier Serrano Díaz, José Cabrera Torres y Álvaro Migueles Rodríguez, cruciferario y ceroferarios; y cerrada por el celebrante, D. Fernando Cruz-Conde.

Asistieron como invitados miembros de la Junta de la Ilustre Hermandad del Arcángel San Rafael y oficiales de las de Penitencia de la Sangre y del Prendimiento. El hermano mayor les dio la bienvenida.

Se siguió la liturgia de la Misa Votiva de la Sagrada Eucaristía, con las lecturas del Corpus, leídas por NH Miguel Rodríguez-Pantoja. D. Fernando glosó en la homilía el significado del sacrificio del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, como una acción de amor del Padre; del mismo modo, el amor significa entrega, y de este modo debe proceder cada hermano, entregando su vida, que se da en cada uno de nuestros actos, en la familia, en el sagrado ministerio, en la Hermandad.

Al ofertorio se hizo la púbica Protestación de Fe, leída por la secretaria segunda, María Luisa Córdoba. Seguidamente, NH Mercedes Fernández subió al altar para que el celebrante bendijera las medallas que el hermano mayor impuso a continuación a las hermanas que las habían solicitado, María Villar Dabrio y María Luisa Córdoba Sánchez.

El coro, dirigido por el organista Emilio Arroyo Fernández, hizo una magistral interpretación de la Missa Brevis, del propio director, dedicada al Santo Cristo de la Universidad. Por primera vez se interpretó el Gloria, que no se incluyó el día del estreno, en 2023. Igualmente se recuperó la antigua costumbre de interpretar el Ave verum, compuesto por Arroyo con el texto de Santo Tomás de Aquino, inmediatamente después de la elevación del cáliz. La liturgia se acompañó también con Chi ci separerà, de Marco Frisina, como canto de entrada; Aleluya, de Mozart; Bethany, de Lowell Mason, al ofertorio; Hostia Pura, de Peris Polo, en la comunión; terminando con la Salve Regina. Integraron el coro Antonio Mazzini Galarza, tenor; Patricia Suárez Montes, soprano; María José Bastante Jiménez, contralto; y Miguel Caballero Román, bajo.

Como es costumbre desde que se estableció la sede canónica en el Juramento, se prolongan los cultos del Santo Cristo el viernes y el sábado, con las misas de la Preciosísima Sangre de Cristo, el primero, y de la Virgen María al pie de la Cruz, el segundo. En el presente año de 2024 el viernes fue 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen, de obligado cumplimiento, por lo que se pasó al sábado la celebración de la Preciosísima Sangre de Cristo, ambas liturgias presididas por nuestro consiliario, D. Fernando Cruz-Conde. Formó la mesa el hermano mayor, que hizo las lecturas, con NN HH Mercedes Fernández, María Luisa Córdoba y María Teresa Dabrio. Laus Deo.