• Home
  • Autor: hermandad

CORPUS CHRISTI

El domingo 2 de junio se celebró en la Catedral de Córdoba el solemne pontifical presidido por el obispo, Ilmo. Sr. D. Demetrio Fernández González, con motivo de celebrar la solemnidad trasladada del Corpus Christi. Comenzó la liturgia a las 18:30 h. Asistieron las autoridades de la ciudad, Ayuntamiento, Diputación, Parlamento andaluz, Delegación de Defensa, Brigada Guzmán el Bueno, Universidad, Academia, Adoración Nocturna, Cáritas, Manos Unidas, Agrupación de Cofradías, Hermandades Sacramentales, de Penitencia y de Gloria y numerosos feligreses de todas las parroquias.

Concelebrando con el obispo se encontraban los miembros del Cabildo catedral, con el Deán al frente, así como la mayor parte de los párrocos de la ciudad y miembros de comunidades religiosas y diáconos de los seminarios diocesanos.

El acompañamiento musical estuvo a cargo del maestro de capilla, el canónigo D, Antonio Murillo, que dirigió al coro de seminaristas, arropado por el órgano de la catedral tocado por Clemente Mata. Terminada la comunión, al filo de las 20:00 h, se puso en marcha la larga comitiva de la solemne procesión eucarística, con las asociaciones y las hermandades, jalonada por la presencia de bandas y coros y, especialmente, por el misterio de la hermandad de la Sagrada Cena. Cerrando la misma iba todo el clero y autoridades civiles y militares, presididos por el obispo diocesano. Discurrió la procesión gloriosa por el Patio de los Naranjos, Puerta del Perdón, Cardenal Herrero, Magistral González Francés, Cardenal González, doblando luego en Cruz del Rastro hacia el centro de la ciudad por calle San Fernando, la antigua calle de la Feria. Cuando llegó la cruz de guía a la mediación de la calle se oyeron las campanas de la catedral, que volteaban para anunciar la salida del Santísimo en la custodia de Arfe.

Siguió la procesión por Diario de Córdoba, Claudio Marcelo, Plaza de las Tendillas, Jesús y María, Blanco Belmonte, Plaza de la Agrupación de Cofradías, Conde y Luque, Deanes, Plaza de la Judería, Cardenal Herrero y entrada, de nuevo por la Puerta del Perdón, a la Santa Iglesia Catedral. Terminó la celebración con la bendición solemne, a los sones de la Marcha Real, y reserva del Santísimo Sacramento. Concluyó la ceremonia a las 23:45 h, habiendo agradecido D. Demetrio la presencia de todos los concurrentes en tan brillante celebración. La representación de la Hermandad Universitaria estuvo integrada por estandarte, cinco varas y dos cirios, presidiendo el hermano mayor, Alberto Villar y NN HH Daniel Luque, Mercedes Fernández; Juan José Sánchez como portaestandarte, con María Luisa Córdoba y María Villar, varas, y, abriendo, Gonzalo García y Ana Gisbert, cirios. Laus Deo.

FIESTA DEL SANTO CRISTO 2024

De acuerdo con su Estatuto, celebró la Hermandad Universitaria la Solemne Fiesta de Regla en honor de su titular, el Santo Cristo de la Universidad. Tuvo lugar el Jueves de Corpus, 30 de mayo de 2024, día de San Fernando. Presidió la ceremonia el M. I. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, canónigo arcediano, párroco del Salvador y Santo Domingo de Silos, Rector del Juramento de San Rafael y consiliario de nuestra hermandad.

El altar se colocó en la rotonda, al lado de la Epístola, con dosel negro y los cuatro hachones del paso; a los pies, un centro de siempreviva morada y delante del frontal, otro de claveles rojos. Flanqueando el altar se encontraban la bandera de Peregrinación y el Estandarte corporativo. En primer término, el atril con el Libro de Reglas. La mesa de oficiales se preparó con el Crucifijo de Miñarro, réplica del Santo Cristo, y dos fanales. Presidió el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, acompañado por la tesorera, Mercedes Fernández Muriel, el vocal consiliario, Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, y la secretaria segunda, María Luisa Córdoba Sánchez.

A las 20:30 h se inició la procesión de entrada, abierta por el hermano mayor, con el Libro de Reglas, seguido del cuerpo de acólitos, formado por NN HH Daniel Luque Ramírez, Juan Carlos Jiménez Díaz, turiferario; Javier Serrano Díaz, José Cabrera Torres y Álvaro Migueles Rodríguez, cruciferario y ceroferarios; y cerrada por el celebrante, D. Fernando Cruz-Conde.

Asistieron como invitados miembros de la Junta de la Ilustre Hermandad del Arcángel San Rafael y oficiales de las de Penitencia de la Sangre y del Prendimiento. El hermano mayor les dio la bienvenida.

Se siguió la liturgia de la Misa Votiva de la Sagrada Eucaristía, con las lecturas del Corpus, leídas por NH Miguel Rodríguez-Pantoja. D. Fernando glosó en la homilía el significado del sacrificio del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, como una acción de amor del Padre; del mismo modo, el amor significa entrega, y de este modo debe proceder cada hermano, entregando su vida, que se da en cada uno de nuestros actos, en la familia, en el sagrado ministerio, en la Hermandad.

Al ofertorio se hizo la púbica Protestación de Fe, leída por la secretaria segunda, María Luisa Córdoba. Seguidamente, NH Mercedes Fernández subió al altar para que el celebrante bendijera las medallas que el hermano mayor impuso a continuación a las hermanas que las habían solicitado, María Villar Dabrio y María Luisa Córdoba Sánchez.

El coro, dirigido por el organista Emilio Arroyo Fernández, hizo una magistral interpretación de la Missa Brevis, del propio director, dedicada al Santo Cristo de la Universidad. Por primera vez se interpretó el Gloria, que no se incluyó el día del estreno, en 2023. Igualmente se recuperó la antigua costumbre de interpretar el Ave verum, compuesto por Arroyo con el texto de Santo Tomás de Aquino, inmediatamente después de la elevación del cáliz. La liturgia se acompañó también con Chi ci separerà, de Marco Frisina, como canto de entrada; Aleluya, de Mozart; Bethany, de Lowell Mason, al ofertorio; Hostia Pura, de Peris Polo, en la comunión; terminando con la Salve Regina. Integraron el coro Antonio Mazzini Galarza, tenor; Patricia Suárez Montes, soprano; María José Bastante Jiménez, contralto; y Miguel Caballero Román, bajo.

Como es costumbre desde que se estableció la sede canónica en el Juramento, se prolongan los cultos del Santo Cristo el viernes y el sábado, con las misas de la Preciosísima Sangre de Cristo, el primero, y de la Virgen María al pie de la Cruz, el segundo. En el presente año de 2024 el viernes fue 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen, de obligado cumplimiento, por lo que se pasó al sábado la celebración de la Preciosísima Sangre de Cristo, ambas liturgias presididas por nuestro consiliario, D. Fernando Cruz-Conde. Formó la mesa el hermano mayor, que hizo las lecturas, con NN HH Mercedes Fernández, María Luisa Córdoba y María Teresa Dabrio. Laus Deo.

CABILDO GENERAL 2024

El pasado domingo 12 de mayo de 2024 celebraron los hermanos los cultos mensuales, comenzando a las 12:00 h, con el canto de Regina Coeli, Santo Rosario, Ejercicio de las Cinco Llagas Gloriosas y Santa Misa de Hermandad, con ofrenda de las peticiones, que se termina con el Canto de la Salve Regina ante Nuestra Señora de la Presentación.

Seguidamente se dirigieron a la casa hermandad, donde este año estaba convocado el Cabildo General de Cuentas, que comenzó a las 13:30 con las preces dirigidas por el hermano mayor. El secretario dio lectura al acta del cabildo anterior y, a continuación, el hermano mayor hizo el informe preceptivo y el secretario, a su vez, leyó la memoria del año 2023. Seguidamente se aprobaron el plan de actividades para 2024, centrado en la continuación de la casa hermandad, las cuentas de 2023 y el presupuesto para 2024. Tras los ruegos y preguntas, terminó la sesión, a las 15:00 h, con las preces de rigor y la invocación a nuestros Titulares.

SIETE DE MAYO

El 7 de mayo se conmemora el aniversario del Juramento de San Rafael al padre Andrés de las Roelas, quien le manifiesta en una aparición, jurándoselo por Jesucristo Crucificado, que estaba puesto por Dios como Custodio de la ciudad de Córdoba. Sucedió el hecho en 1578 y a lo largo de los siglos la ciudad lo viene celebrando de diferentes maneras. En los últimos años, la Ilustre Hermandad de San Rafael organiza la procesión con la hermosa imagen del Custodio que tallara Alonso Gómez de Sandoval, llevándola a hacer estación a la basílica menor de San Pedro, en cuya capilla sacramental se custodian las reliquias de los Santos Mártires cordobeses. San Rafael se había aparecido a Roelas para asegurarle que, en efecto, eran auténticas las reliquias de los mártires aparecidas en San Pedro.

La procesión ha tenido lugar este año el sábado 4 de mayo, a las 19:00 h, y estuvo presidida por D. Fernando Cruz-Conde, rector del Juramento, y el hermano mayor, Manuel laguna, con asistencia de autoridades civiles y militares, entre ellas el alcalde de Córdoba, D. José María Bellido, y el presidente de la Diputación, D. Salvador Fuentes. La procesión subió hasta el Ayuntamiento, bajando luego a la Corredera para entrar en San Pedro. La vuelta se hizo por la Almagra, Gutiérrez de los Ríos, San Andrés y Santa María de Gracia, para llegar al Juramento al filo de las 23:00 h. La Hermandad Universitaria ocupó el lugar indicado, con las hermandades del Martes Santo. Integraron la representación el hermano mayor, Alberto Villar, NN HH Mercedes Fernández y María Luisa Córdoba, con varas; NH Daniel Luque con la bandera de Peregrinación; y NN HH Rafael Garzón, Cristina Luque, María Villar y Gonzalo García, con hachetas.

El martes 7 de mayo, celebró la Ilustre Hermandad de San Rafael la Función Principal, presidida por D. Fernando Cruz-Conde. Asistieron el hermano mayor y la tesorera, Mercedes Fernández, que hizo la ofrenda floral, junto con otras hermandades e instituciones de la ciudad.

FIESTA DE LA SÁBANA SANTA

La Sábana Santa ha gozado de varias fiestas, en relación con los acontecimientos históricos de su aparición en Occidente. Otón de la Roche, que habría sustraído el “Sudario” de la capilla real de las Blanquernas en los sucesos de la IV Cruzada, lo donó en 1206 a la catedral de Besançon, donde hizo su entrada, según la tradición, el 11 de julio, que se celebraría más tarde con fiesta y oficio propios. Se trataba probablemente de un lienzo pintado, usado por los canónigos en la representación de la Resurrección, en el marco del Teatro de los Misterios durante la Edad Media. En 1523 fue reconocido como verdadera reliquia en la diócesis, pero en la Revolución fue analizado por expertos, condenado como falso y destruido en 1794.

Otra fiesta se celebraba durante la Edad Media el cuarto domingo de Cuaresma, para venerar la reliquia que había sido adquirida por Carlomagno y regalada a la colegiata de San Cornelio de Compiegne en 877. Fue destruida durante la Revolución, pero figuró de nuevo como fiesta a partir de 1831, aunque copiando el texto de la de Turín.

En efecto, la fiesta de la única reliquia reconocida hoy como la Sábana Santa tuvo su origen en Chambery, en 1495, para honrar el santo lienzo que había llegado desde Lirey en 1432. Tiene lugar el 4 de mayo, al día siguiente de la Invención de la Santa Cruz. Fue instituida oficialmente por el papa Julio II en 1506 y se celebra en los antiguos territorios de los Saboya, especialmente en el Piamonte, en cuya capital, Turín, se encuentra la Síndone desde 1578. El papa otorgó entonces la misa y oficio de la Sábana Santa.

Con este texto litúrgico celebra la Hermandad Universitaria todos los años la misa de la Sábana Santa, que tiene lugar en el oratorio de la Sábana Santa, construido por el rector del Juramento, D. Fernando Cruz-Conde, aprovechando una vieja y ruinosa atarazana. Precisamente fue bendecido con la celebración de la Misa de la Sábana Santa, el 4 de mayo de 2021.

En 2024 se ha celebrado en la tarde del 3 de mayo, víspera de la fiesta, por coincidir el 4 con la procesión del Arcángel San Rafael. Presidió la ceremonia nuestro consiliario, D. Fernando Cruz-Conde, asistiéndole como acólito NH Daniel Luque Ramírez. Hizo la monición de entrada el hermano mayor, Alberto Villar, y las lecturas, NH Miguel Rodríguez-Pantoja. Nos honraron con su presencia los caballeros del Santo Sepulcro, NH D. Luis Valero, comendador y delegado en Córdoba de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, y el también comendador, D. Federico Adarve.

VIDA Y ADEVIDA

Siempre es una alegría recibir a los padres que quieren presentar a sus hijos ante Nuestra Señora de la Presentación. Muchas veces esta sencilla ceremonia se celebra como introducción al Bautismo. Por el bautismo nos incorporamos a la familia de los hijos de Dios; por eso será agradable al Señor que primero se los llevemos a su Madre, nuestra intercesora y medianera. Con ello memoramos también el momento en que María y José presentaron en el Templo al pequeño Jesús, como ofrenda a Dios.

El 18 de abril, a las 12:00 h. NN HH Enrique Garrido, capataz del Santo Cristo, y Ana Jurado, presentaron a la Virgen a su preciosa primogénita, Olivia. Aunque son los padres quienes hacen las oraciones de ofrecimiento de su hija a Nuestra Señora, bendijo el acto el consiliario D. Fernando Cruz-Conde y actuaron de testigos el hermano mayor, Alberto Villar y la tesorera, Mercedes Fernández.

En defensa de la vida hace también sus famosos baratillos la asociación ADEVIDA, que preside HN Maribel Guerrero González. Como viene siendo habitual en las últimas ediciones, se celebró en la antigua iglesia de San Felipe Neri, actualmente sala de exposiciones y actos del Gobierno Militar. El Baratillo de Primavera tuvo lugar del 3 al 8 de mayo de 2024 y asistieron a la inauguración el consiliario de nuestra hermandad, D. Fernando Cruz-Conde y el hermano mayor, Alberto Villar. D. Fernando acompañó en la bendición al oficiante, el párroco de la Trinidad y también canónigo, D. José Juan Jiménez Güeto. Intervinieron en el acto el alcalde de la Ciudad, D. José María Bellido, el presidente de la Diputación, D. Salvador Fuentes, y las autoridades militares. La presidenta agradeció la presencia y apoyo de las instituciones, entre ellas, la Hermandad Universitaria de Córdoba.

FORMACIÓN DE ABRIL

El sábado 27 de abril tuvo lugar la charla de formación mensual, que corrió a cargo de NH Gabriel Gisbert García, voluntario diocesano en la misión de Picota. NH Ana Luján informó en su día al hermano mayor de que NH Gabriel había estado recientemente en la misión de Picota. Este fue el motivo, como indicó en la presentación el hermano mayor, de invitarle a que nos hiciera partícipes de su experiencia misionera en Picota, dentro de la programación formativa de la hermandad en este curso.

Alberto Villar aludió en la presentación a que, en el anterior estatuto de la Hermandad Universitaria, el de 2006, se recogía la colaboración con instituciones de países que hubieran pertenecido en otro tiempo a la Iglesia española, es decir, una clara referencia a los países hispano americanos. De ahí la importancia de este testimonio misionero que, además, nos trae el grato recuerdo de quien fuera director espiritual de esta hermandad entre 2007 y 2009, el padre D. Antonio Reyes Guerrero, ahora responsable, junto con D. Nicolás Rivero, de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Picota.

Comenzó el ponente dando las gracias, especialmente a su esposa, por haber favorecido su larga estancia en las tierras del Perú, en el mes de diciembre del pasado año, permitiéndole vivir esta experiencia misionera. Explicó que aquella misión surge de un acuerdo entre el prelado de Moyobamba y la archidiócesis de Toledo, al que se sumó la diócesis de Córdoba. Los sacerdotes de Córdoba pasan allí cuatro años de labor misionera, importantísima, pero llena de dificultades.

Las primeras dificultades son las propias de la geografía, que dota a la región de grandes bosques y caudalosos ríos. Las infraestructuras son mínimas, con numerosas aldeas unidas por caminos pedregosos, teniendo que salvar las corrientes por la propia agua, si la profundidad no es mucha, por plataformas flotantes que, unidas a un cable, transportan personas, animales y vehículos, o por puentes colgantes que solo admiten el paso de un vehículo en todo su recorrido.

La gente es muy sencilla y enormemente agradecida con el sacerdote, las veces que este puede ir en visita pastoral, porque lo común es que atiendan a los fieles un nutrido grupo de colaboradores residentes en cada aldea, ya que son un centenar de pequeños núcleos de población y solo dos sacerdotes. En las visitas, las familias se esfuerzan por retener al sacerdote y ofrecerle los mejores manjares que conocen, el cuy -un roedor- y el pollo, ricamente preparados.

Los problemas sociales son abundantes, no sólo por la pobreza, sino por las costumbres, que llevan en muchas ocasiones a la indefensión de la mujer, casada o violada cuando todavía es una niña. Las comunidades dirigidas por la misión en estas aldeas son un refugio de amor y compañía en los casos más dolorosos.

La riqueza de la vida parroquial da lugar a que crezcan el número de bautismos y, sobre todo, a que las parejas opten por el compromiso matrimonial mediante el sacramento. Promueven igualmente la formación de la infancia y la juventud y logran incluso reunir un buen número de monaguillos, alguno de los cuales se está preparando para entrar en el seminario.

Terminó la sesión con un pequeño coloquio y la habitual convivencia. En recuerdo de esta charla, el hermano mayor ofreció al ponente una guía de Tierra Santa y un rosario de Jerusalén.

MARTES SANTO 2024

La Semana Santa de 2024 pasará a la historia como una de las más lluviosas y, por tanto, cargada de percances y huérfana de procesiones. El Martes Santo, 26 de marzo, amaneció como el típico día incierto, con ligera mejoría y anuncio de lluvia por la tarde. Se abrió la iglesia a las 10:00 h y pronto acudieron los fieles a venerar a nuestras sagradas imágenes, entronizadas en sus pasos y preparadas para la estación de penitencia, adornadas las andas, como es habitual, con laurel y estatices morados la del Santo Cristo y la de la Virgen con iris morados y helecho.

A las 10:30 hicieron la visita los concejales y diputados del partido Vox, tal como habían anunciado, y un tiempo después nos honró con su presencia el señor alcalde, D. José María Bellido, con su hijo, acompañado por los miembros de su grupo político. Fueron recibidos por el hermano mayor. Al filo del mediodía llegaron puntualmente la presidenta y miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba que hicieron la oración ante los Titulares y desearon feliz estación. En ese momento se entregó al delegado de día el estadillo requerido con la composición de la cofradía.

A las 14:00 h se cerró el templo y comenzaron a llegar los hermanos para revestirse la túnica y asistir a la Santa Misa. Asistieron invitados el presidente del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, D. Francisco Muñoz Usano, y la vicerrectora de Innovación y Transferencia, Dª Lourdes Arce Jiménez, en representación del rector. El presidente hizo entrega al hermano mayor del diploma acreditativo de la concesión a la Hermandad Universitaria de la medalla conmemorativa del XXXV aniversario del Consejo Social de la Universidad de Córdoba.

La Santa Misa se celebró a las 15:30 y fue presidida por D. Fernando Cruz-Conde. Al finalizar la liturgia, se procedió a la bendición del Santo Mandylion, que fue descubierto por el hermano mayor y la tesorera, NH Mercedes Fernández. Después de bendecirlo, el consiliario invitó al hermano mayor para que explicara brevemente a los hermanos el significado de esta nueva insignia.

Una vez terminada la celebración, era patente que la tarde se estaba cerrando, con anuncio de aguacero. Convocado el Cabildo de Aguas, no habiendo posibilidad de retrasar la salida y previa consulta de los pronósticos meteorológicos más fiables, la Junta de Gobierno adoptó por mayoría el acuerdo de suspender la estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral y sustituirla, como se hace en casos semejantes por el rezo del Vía Crucis. El hermano mayor dio cuenta de la dolorosa decisión a los hermanos y, seguidamente, se preparó el rezo del ejercicio del Vía Crucis, que presidió D. Adolfo Ariza Ariza, capellán de la Facultad de Filosofía y Letras, a quien correspondía también la presidencia de la procesión. D. Adolfo hizo la lectura de los pasajes evangélicos, mientras que la oración y meditación de las estaciones corrieron a cargo de NH María Teresa Dabrio. Se formó procesión de hachetas, encabezada por fiscal, muñidor, cruz de guía y faroles y dirigida por el diputado mayor de gobierno, NH Daniel Luque Ramírez, y cerrando la presidencia con el hermano mayor, la tesorera y la secretaria segunda.

Acabado el acto penitencial, los hermanos se despojaron ordenadamente de las túnicas y se desalojó el templo, con objeto de abrir las puertas para que entraran los numerosos fieles que esperaban bajo la lluvia para rezar ante nuestros Titulares. No cesaron las visitas en toda la tarde, a pesar del tiempo inclemente, hasta que finalmente se concluyó la jornada, a las 22:00 horas.

JUEVES DE PASIÓN

El Jueves de Pasión conmemora la Hermandad Universitaria el origen de sus cultos a partir de la reorganización de 2000. En ese día celebraban los hermanos en San Pedro de Alcántara la Misa del Paso seguida del Vía Crucis, a la espera de que se consiguiera el estatuto definitivo de hermandad de penitencia. Estos actos de culto hacían la vez de estación de penitencia en el interior de la iglesia alcantarina. A partir de 2007 se hizo estación precisamente este día y desde 2014, una vez que la hermandad fue admitida en carrera oficial el Martes Santo, se siguió conmemorando el Jueves de Pasión con la Santa Misa y Vía Crucis solemne.

Presidió la ceremonia nuestro consiliario, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil. Asistió como invitado D. Juan Hinojosa Luque, hermano mayor del Calvario. Al ofertorio, el hermano mayor, auxiliado por la secretaria segunda, tomó juramento a los nuevos hermanos y dio la credencial a los becarios, terminando con la imposición de medalla a NH Francisco Díez Gómez. Tras la celebración de la Eucaristía se procedió al rezo del piadoso ejercicio del Vía Crucis, solemnemente acompañado por la música del coro dirigido por Emilio Arroyo Fernández, al teclado del órgano Pilat, y formado por los tenores Francisco Márquez y Jorge Cuadra y el barítono Juan Manuel Ruiz. Interpretaron composiciones del propio Arroyo y obras de Palestrina, Bach, Catena, Julien y Frisina. La procesión se formó, como es usual en los últimos años, con muñidor, cruz de guía y faroles, fiscal y doce hachetas, siguiendo las estaciones desde los bancos el resto de los hermanos.

Para terminar, a los sones del Stabat Mater de Kodaly, los capataces de Enrique Garrido y Carlos Naz procedieron al traslado de Nuestra Señora de la Presentación, que se encontraba desde el día anterior expuesta en la capilla con el traje negro de salida, al paso procesional, ya colocado en la iglesia en su lugar habitual bajo la cúpula, al lado del Evangelio. Finalizado el acto, según costumbre, NH Enrique y su cuerpo de capataces ofrendaron a la Virgen un ramo de rosas blancas.

TODO PREPARADO

Como cada año se convocó el reparto de papeletas de sitio, que se hizo en la última semana de febrero, los días 26 a 28, y a comienzos de marzo, los días 1 y 2. El jueves 29 de febrero se reservó para la charla mensual de formación, que estuvo a cargo del hermano mayor, Alberto Villar Movellán, y versó acerca del nuevo Mandylion de la Hermandad Universitaria. Este estandarte, que se incorpora en recuerdo de la peregrinación de la hermandad a Tierra Santa, se inspira en las enseñas que derivan del lábaro constantiniano, pero incorporando la imagen de Edesa, al modo en que la vemos reproducida en las iglesias orientales a partir del siglo XI.

El domingo 3 de marzo tuvo lugar el ensayo conjunto de las cuadrillas de costaleros del Santo Cristo y Nuestra Señora, dirigidas por los capataces respectivos, NH Enrique Garrido y Carlos Naz. En esta ocasión actuaron ocho auxiliares para dirigir la circulación, bajo las órdenes del diputado mayor de gobierno, NH Daniel Luque. El recorrido partió a las 11:00 h de la casa hermandad en la calle Montero y siguió por Obispo López Criado, San Agustín, Rejas de don Gome, Muñoz Capilla, Arroyo de San Andrés, Buen Suceso, plaza del Poeta Juan Bernier y plaza de San Rafael, quedando los pasos depositados en la iglesia del Juramento a las 13:30 h. A partir de ese día, organizaron los hermanos de priostía lo necesario para que todo estuviera preparado el Jueves de Pasión para el Vía Crucis y traslado de Nuestra Señora.

Por la tarde de este mismo día asistió una representación de la hermandad al pontifical del obispo en la catedral en honor de Nuestro Padre Jesús del Calvario, con motivo del tercer centenario de la venerada imagen, y a su traslado solemne hasta su sede canónica, la iglesia parroquial de San Lorenzo Mártir. Llevó el estandarte NH Daniel Luque Ramírez y las varas, el hermano mayor y NN HH Mercedes Fernández Muriel y María Villar Dabrio.