VISITA DE LA ASOCIACIÓN IUSTA CAUSA

La asociación cordobesa Iusta Causa, de Abogados del Turno de Oficio, inició el sábado 25 de septiembre de 2021 sus “Paseos Jurídicos”, actividad cultural que convoca a los asociados para visitar diferentes lugares de la ciudad, en los que se analizarán distintos aspectos relacionados con la profesión.

El primer paseo estuvo dedicado a la iglesia del Juramento de San Rafael, con el fin de conocer el Santo Cristo de la Universidad, el oratorio de la Sábana Santa, con la reproducción de los lienzos de la Pasión, y el Centro de Interpretación del templo. Hizo las gestiones el profesor D. Vicente Repullo Herencia, que recibió a los visitantes, junto con el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, el cual saludó a su llegada a D. Pedro Cantos Luque, vicepresidente de la asociación. Ya en el interior, hizo éste una breve presentación, cediendo la palabra a D. Fernando Cruz-Conde, rector del Juramento de San Rafael, quien explicó el origen del templo, en relación con las apariciones de San Rafael, y su configuración definitiva. A continuación, el hermano mayor explicó algunos aspectos del nacimiento de la Hermandad Universitaria, en el entonces Colegio Universitario de Derecho, frente a San Pedro de Alcántara, y la composición del Santo Cristo, tallado por el profesor Juan Manuel Miñarro.

Seguidamente subieron al Centro de Interpretación, pasando después al oratorio, donde el profesor Villar comentó los datos fundamentales de la Sábana Santa de Turín y del Santo Sudario de Oviedo, ante las réplicas en tamaño natural que allí se encuentran, así como el significado de los instrumentos de la Pasión allí expuestos, corona de espinas, flagrum taxillatum y clavos, para terminar con la consideración de los paneles que explican el proceso de la Pasión, tal como se puede colegir por los datos conocidos de la Santa Síndone. Finalmente, el abogado D. Francisco Jiménez Mendoza disertó sobre “El proceso y la sentencia a muerte de Jesucristo”. Como despedida, el hermano mayor repartió entre los asistentes un recuerdo con nuestros Sagrados Titulares, culminando la jornada con una copa de convivencia en un establecimiento cercano.

EXPOSICIÓN “EL CÁLIZ DE LA PASIÓN” EN VALENCIA

Una copia fotográfica del Santo Cristo de la Universidad se expone estos días en la Catedral de Valencia. La exposición, que lleva por título “El Cáliz de la Pasión”, es la última de las patrocinadas por el Cabildo Catedral dentro de las celebraciones del año jubilar del Santo Cáliz de la Última Cena, que, como es sabido, se custodia en la seo valenciana. Se encargó la organización de esta muestra al Centro Español de Sindonología, con sede en la capital del Turia, el cual ha propuesto una reflexión sobre el Santo Cáliz como centro de la Eucaristía, en cuanto ésta tiene de sacrificio que contiene los sufrimientos de la Pasión de Cristo. Todo ello se explica en catorce paneles, que se acompañan de varias piezas representativas de las reliquias de la Pasión, fruto, en buena parte de la investigación del equipo del CES encargado de esta misión, el EDICES, y de aportaciones de otros colaboradores nacionales e internacionales ligados al CES.

Naturalmente son fundamentales en este aspecto las dos reliquias que centran la investigación forense de la muerte del Señor, a quien en el ambiente científico se denomina siempre el Hombre de la Síndone, es decir, de la Sábana Santa. Ésta y el Sudario de Oviedo son, en efecto, protagonistas de la exposición. A partir de ahí se presentan las imágenes derivadas de la investigación sobre estas reliquias, especialmente el Yacente del Museo de la Pasión de Cabra, realizado por Juan Manuel Miñarro en 2019. Igualmente se ven reproducciones de los instrumentos de la Pasión, con los que se produjeron las lesiones a Cristo: el flagelo, la corona de espinas y los clavos. Y, finalmente, la cruz, en la versión propuesta por el CES, de altura inferior a 2,5 m. Para dar mejor idea del martirio, se solicitó a la Hermandad Universitaria una imagen del Santo Cristo, a partir de la cual se ha realizado la figura tamaño real que está en la cruz. La foto se debe a NH Valentín Moyano. Igualmente se ha llevado a la exposición el busto del Hombre de la Síndone sin heridas, obra de Miñarro conservada también en el museo egabrense, así como una réplica del Lignum Crucis de Santo Toribio de Liébana.

La exposición fue inaugurada el 14 de septiembre de 2021, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, por el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia. Asistieron al prelado en este acto los canónigos José Verdeguer, responsable del Patrimonio Histórico Artístico de la Catedral, y Álvaro Almenar, Celador del Santo Cáliz, así como el profesor Jorge Manuel Rodríguez Almenar, presidente del Centro Español de Sindonología, quien afirmó que Miñarro era “el mejor imaginero en España actualmente”. La exposición permanecerá oficialmente abierta hasta terminar el año santo, fin de octubre de 2021.

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ 2021

En este día celebra la Hermandad el comienzo de curso. Presidió la Santa Misa el consiliario, Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, asistido por NH Juan Carlos Jiménez Díaz en servicio de acólito. Hizo la monición NH Ana Luján Jiménez, secretaria de la Junta de Gobierno, y las lecturas, el hermano mayor, Alberto Villar Movellán.

En la homilía explicó D. Fernando el sentido de la serpiente de bronce, sanación para los israelitas incrédulos, que hubieron de sufrir dura prueba por su ingratitud. Cristo elevado es también nuestra salvación como pecadores, y así exaltado en la cruz, es recuerdo permanente de que no hay gloria sin dolor previo. No el dolor por el dolor, sino el dolor como muestra de amor, de donación. Hizo a continuación una reflexión personal acerca de la realidad de las cofradías, ahora que va terminando esta dura prueba de la pandemia, preguntándose si habrían aprendido el significado del sufrimiento o, más bien, volverían al oropel y la fiesta, muchas veces concebidos para gloria de un hermano mayor o de una junta de gobierno, más que para gloria de Dios.

Y es que las hermandades de penitencia están perdiendo el sentido de la penitencia, precisamente, porque viven en una sociedad que reniega del sufrimiento, que sólo entiende el placer, la diversión como meta. Por eso en los ambientes cofrades, propuestas de hermandades como la Universitaria, que se esfuerzan en destacar el sentido de la austeridad y de la penitencia, no son bien entendidas y provocan el rechazo de muchos. Pero es el mismo rechazo que Cristo nos anuncia en el Evangelio, el que el propio Cristo comprueba cuando predice a los suyos que tendrá que sufrir y padecer para llegar a la gloria de la Resurrección.

Al término de la Eucaristía, los hermanos y devotos se dirigieron a la capilla de nuestros Titulares para cantar la Salve Regina ante Nuestra Señora de la Presentación. Concluyó así esta jornada de apertura del curso 2021-2022, que pasará a los anales por ser el día en que los obispos de la Provincia Eclesiástica de Sevilla han considerado oportuno volver a la normalidad del culto externo de las hermandades después de la pandemia. Laus Deo.

EMPIEZA EL CURSO DE LOS COFRADES

Como es tradicional, se celebró el 7 de septiembre en la Catedral el solemne pontifical que las cofradías dedican a su patrona, Nuestra Señora de la Fuensanta. Presidió el obispo diocesano, D. Demetrio Fernández. Aludió el prelado a la fuerza que tiene la Santísima Virgen en nuestras vidas, presente en nuestro corazón en cada una de las advocaciones con que la veneramos. Agradeció a las autoridades el esfuerzo que hacen para que, junto con la Agrupación de Cofradías, se estudie la viabilidad de sacar las imágenes a la calle, pues nuestra religión es social y necesita manifestarse públicamente. El canto estuvo a cargo de cuatro voces del Coro de la Catedral de Córdoba, dirigidas y acompañadas al órgano por Clemente Mata.

Las palabras de acción de gracias fueron pronunciadas por la presidenta de la Agrupación, Olga Caballero Marín. Asistieron representaciones de gran número de hermandades, estando la Universitaria presente con el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, y los vocales Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez y Mercedes Fernández Muriel.

En la mañana del domingo 8 de septiembre asistió igualmente nuestra Hermandad, en el Santuario de María Auxiliadora,  a la Función Principal de la Hermandad del Prendimiento, en honor de Nuestra Señora de la Piedad, que fue presidida por el Rvdo. P. D. José Antonio Perdigones Bautista, SDB. Ostentó la representación el diputado mayor de Gobierno, Daniel Luque Ramírez.

En la tarde del mismo día 8 de septiembre, Natividad de Nuestra Señora, asistió igualmente invitada la Hermandad Universitaria a la Fiesta Solemne de la Hermandad de Villaviciosa, en la parroquia de San Lorenzo Mártir. Ocupó la sagrada cátedra el consiliario y párroco de San Lorenzo, Rvdo. P. D. Rafael Rabasco Ferreira, estando la música a cargo del Orfeón Cajasur. Asistió nuestro hermano mayor, que fue cumplimentado por el de Villaviciosa, Martín Pedregosa Jiménez.

FIN DE CURSO 2021

En la solemnidad de San Pedro y San Pablo, 29 de junio de 2021, aniversario de la reconquista de Córdoba por el rey Fernando III el Santo, celebró la Hermandad Universitaria su tradicional Misa de Fin de Curso. Se preparó el altar en la capilla de nuestros titulares, presidiendo el consiliario, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, con ayuda de NH Juan Carlos Jiménez Díaz como acólito.

Hizo las lecturas NH Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez. Presidió la mesa de oficiales el hermano mayor, Alberto Villar Movellán. Asistió al acto el presidente del Foro Universitario Synthesis, D. Luis López Bellido, acompañado de su esposa, D.ª Mercedes Garrido.

D. Fernando glosó en la homilía las diferentes personalidades de San Pablo y San Pedro. El primero es un fariseo converso. Se podría haber estancado en la conversión, pero, al contrario, ello cambió su vida acomodada por otra de sufrimiento. El predicar a Cristo le proporciona flagelaciones, persecuciones, cárcel y, además, el ridículo de Atenas. Pero él se mantiene firme, como en una carrera. Pedro ama al Señor, pero confía en sí mismo más que en el maestro, como se ve en pasaje de Cristo sobre las aguas. Cuando piensa en sí mismo, Pedro se hunde, y es Jesús quien tiene que salvarlo. Lo traiciona luego y es Jesús quien lo perdona, hasta que finalmente da su vida por Cristo.

Para nosotros ésta es la reflexión: ¿confiamos en Cristo o en nosotros? El Señor se nos da como salvación y promete salvarnos: “Yo estaré con vosotros” Y nos lo asegura: “Las puertas del Infierno no prevalecerán”.

Al final de la Santa Misa el hermano mayor tomó juramento de Reglas al nuevo hermano Enrique José Aguilar, en presencia del celebrante y del vocal consiliario primero. Le hizo entrega del diploma de recibimiento y de una Medalla Milagrosa, recuerdo que se ofrece a todos los nuevos hermanos desde 2017, en que la Hermandad peregrinó al santuario de la Virgen de la Medalla Milagrosa de la Rue du Bac, en París. Como se recordará, la Hermandad Universitaria fue erigida canónicamente por monseñor Asenjo Pelegrina el 27 de noviembre de 2006, fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

LA HERMANDAD UNIVERSITARIA CON EL CONSEJO SOCIAL

El pasado 23 de junio acudió el hermano mayor, Alberto Villar Movellán, al Consejo Social de la Universidad de Córdoba, invitado por su presidente, D. Francisco Muñoz Usano. El presidente recibió muy afectuosamente al hermano mayor en su despacho del edificio Pedro López de Alba, donde se entrevistaron largo rato, interesándose D. Francisco Muñoz por las relaciones existentes entre la Universidad de Córdoba y la Hermandad Universitaria y ofreciéndose para colaborar en todo aquello que pueda redundar en beneficio de ambas instituciones. El hermano mayor se comprometió a tenerle informado de todas las actividades de la Hermandad, ofreciendo igualmente su colaboración en materias de interés común. La Hermandad Universitaria agradece vivamente esta invitación, que refuerza los lazos de unión de la corporación con la UCO, a la que estuvo siempre ligada desde su nacimiento en 1989 y expresamente por convenio desde 2008.

OCTAVA DEL CORPUS CON LA HERMANDAD DEL PRENDIMIENTO

Invitada nuestra Hermandad por la Hermandad Salesiana del Prendimiento, acudió en representación el hermano mayor, Alberto Villar. La solemne ceremonia eucarística de la Octava del Corpus, el domingo 13 de junio de 2021, cerraba la celebración del triduo dedicado en honor del Santísimo Cuerpo y Preciosísima Sangre de Cristo. A su llegada al Santuario de María Auxiliadora, fue recibido N H Alberto Villar por el hermano mayor del Prendimiento, Francisco Javier Martínez Gómez. Presidió la Eucaristía el Rvdo. P. D. Javier Sánchez Martínez, vicario de la Parroquia de Santa Teresa, miembro de la Delegación de Liturgia. En la homilía hizo una excelente exposición catequética de nuestra relación con Cristo Eucarístico, tanto en la Santa Misa como en el Sagrario, insistiendo en cómo ha de ser nuestra actitud hacia Él, de silencio, de ofrecimiento, de celebración.

La Santa Misa estuvo acompañada en todo momento con el canto del Coro y Orquesta Auxilium Christianorum y magníficamente servida por el cuerpo de acólitos de la Hermandad Salesiana. Al término de la Eucaristía se desarrolló la procesión claustral con su Divina Majestad, que discurrió por la iglesia y los patios del Colegio Salesiano, cerrándose la solemne celebración con la bendición y reserva. La Hermandad Universitaria agradece la invitación para asistir a estos cultos y la muy honrosa deferencia de ofrecerle portar una de las varas del palio del Santísimo.

CHARLA FINAL DEL CURSO ACADÉMICO

El sábado 12 de junio, a las 20:00, tuvo lugar la última charla del curso académico 2020-2021, a cargo de Doña María Trinidad Lechuga Varona, delegada en Córdoba de Ayuda a la Iglesia Necesitada, que desarrolló el tema “Cristianos perseguidos: la cruz y la luz en Siria”.

Introdujo la sesión el hermano mayor, Alberto Villar, haciendo una consideración sobre la extraña senda de este curso, que empezó esperanzadamente siendo presencial, para tener que seguir a distancia, mediante la red informática, a causa de la pandemia. Era su intención que, ahora que se han suavizado las precauciones, pudieran reencontrarse de nuevo los hermanos en la formación presencial. Agradeció la disponibilidad de la ponente, a quien le solicitó, gracias a los buenos oficios de N H José Ramón Molina, que nos hablara de la situación de los cristianos en Siria, especialmente de los estudiantes a quienes la Hermandad había ayudado por medio de la campaña de becas de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Pidió la doctora Lechuga Varona, médico de familia, que ostenta cargos importantes, tanto diocesanos como administrativos, que se la presentara como esposa, madre y abuela.

La ponente agradeció la ayuda de la Hermandad a los universitarios de Alepo y explicó a continuación cómo esa ayuda de Iglesia Necesitada se concibe mediante campañas anuales por diversas partes del mundo y que no son, por tanto, ayudas nominales, sino apoyo a una colectividad que lo necesita, como por ejemplo puede ser el grupo de estudiantes de Marmarita, que se ofrece para ayudar desinteresadamente a otros compañeros, sin distinguir raza, sexo o religión. Describió las difíciles circunstancias de la Iglesia en el llamado Valle de los Cristianos y la esperanza y alegría que, sin embargo, afloran en estas comunidades cristianas que viven en peligro constante por causa del islamismo radical.

Al término de la charla, el hermano mayor ofreció a la doctora Lechuga Varona un marco de mesa plateado con imagen del Santo Cristo de la Universidad, en recuerdo y agradecimiento por esta charla que cierra el actual curso académico en la Hermandad Universitaria.

CORPUS CHRISTI EN LA CATEDRAL

El domingo 6 de junio de 2021 se celebró la solemnidad del Corpus Christi. Invitadas las Hermandades por el Cabildo Catedral, acudió la Hermandad Universitaria a las 11:30 al Patio de los Naranjos. La representación estuvo este año limitada a tres hermanos, a causa de las precauciones sanitarias establecidas por la pandemia. La integraron el hermano mayor, Alberto Villar, la vicehermana mayor y tesorera, Amalia Hidalgo, y el diputado mayor de gobierno, Daniel Luque, portando estandarte y dos varas.

Presidió la ceremonia el Obispo diocesano, D. Demetrio Fernández, actuando el coro de la Catedral, dirigido por el canónigo D. Antonio Murillo, acompañado por el órgano, a cargo de Clemente Mata. El prelado saludó a las autoridades municipales, civiles y militares, al Cabildo, a las instituciones de vida consagrada y a las hermandades y cofradías. Destacó en la homilía el sentido de la caridad en este día, que es la fiesta grande de Cáritas.

Al término del pontifical se organizó la colocación de las hermandades a lo largo del recorrido de la procesión. Como el año pasado, el muro sur del templo estaba adornado con tapices y reposteros. La procesión, presidida por el Santísimo en la hermosa custodia de Enrique de Arfe, estuvo formada por los seminaristas, clero capitular, obispo y autoridades. Transcurrió, al igual que el pasado año, por el Patio de los Naranjos, recibiendo el homenaje del pueblo y de los cofrades.

Cuando estaba acabando el itinerario claustral, la organización ofreció a las representaciones de las Hermandades la posibilidad de acceder a la capilla mayor, para asistir a la bendición y reserva. La Hermandad Universitaria aceptó la invitación, colocándose ante el pilar noroeste de la cúpula del crucero. Con este emotivo acto litúrgico concluyó la celebración del Corpus.

FIESTA DE REGLA DEL SANTO CRISTO DE LA UNIVERSIDAD 2021

El Jueves de Corpus, 3 de junio de 2021, tuvo lugar la celebración de la Fiesta de Regla del Santo Cristo de la Universidad. Pasadas las limitaciones más rigurosas de la pandemia, pero todavía con las precauciones debidas, se volvió a montar el altar de cultos, presidido por nuestro venerado Titular, alumbrado por los cuatro hachones del paso, con el calvario antiguo, que ahora tiene habitualmente en la capilla, y un sencillo centro de siempreviva morada.

Ofició la ceremonia el consiliario, Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, que celebró la Misa Votiva de la Santísima Eucaristía, sirviendo como acólitos NN HH Daniel Luque Ramírez y José Cabrera Torres. El acompañamiento musical corrió a cargo del cuarteto compuesto por Concepción Martos, soprano, Cristina Serrano, contralto, Juan Gay, tenor, y Esteban Serrano, bajo, todos dirigidos por Emilio Arroyo, que interpretó también al teclado. Tras la entrada con el Cantate Domino de Giuseppe Ottavio Pitoni, interpretó el coro la Misa Pane di vita nuova de Marco Frisina, así como el Ave Verum, de Emilio Arroyo, y, en la acción de gracias, el coral para cuatro voces A Cristo Crucificado, de este mismo autor, que se estrenó en esta ocasión, puesto que está dedicado al Santo Cristo de la Universidad.

Hizo la Lectura N H Miguel Rodríguez-Pantoja. En la homilía hizo D. Fernando una exégesis de la Fiesta del Corpus Christi, cuyo origen está en las visiones de Santa Juliana de Cornillon en Lieja, siendo instituida por el papa Urbano IV en 1264, tras el milagro eucarístico de Bolsena, el año anterior. El Oficio y la Misa propia fueron preparados por Santo Tomás de Aquino e incluyen los himnos más conocidos, como Pange Lingua, Panis angelicus Adoro te devote y otros. Es una fiesta instituida contra los que negaban la real presencia de Cristo en la Eucaristía, para reafirmar que se encuentra en ella en plenitud, Cuerpo y Sangre de Cristo, Dios y Hombre verdadero. En el siglo XX, el teólogo Karl Rahner decía que si no se produce la transubstanciación en la Eucaristía es que Dios no podía actuar sobre nosotros. En el pan y el vino está Cristo verdaderamente en todo su ser, con el Espíritu, cuya esencia permanece en nosotros, una vez desaparecidas las especies. Así es como Dios interviene en nuestras vidas para cambiarnos, interviene en la historia para cambiarla.

Otra reflexión hizo comparando la imagen del Santo Cristo de la Universidad con la Eucaristía, puesto que es Cuerpo entregado y Sangre derramada. La Eucaristía es el sacrificio de Cristo en la cruz, por eso decimos: anunciamos tu muerte y proclamamos tu resurrección. El Señor anticipa su entrega en la Última Cena, de modo que entendamos que Él, libre y voluntariamente, entrega su Cuerpo y su Sangre. No son sus verdugos, los dirigentes judíos ni los romanos quienes lo entregan, sino que se entrega Él a su propio sacrificio, de modo que él es sacerdote, víctima y altar.

Pero cabe preguntarse ¿era necesaria tanta crueldad? Aunque se le suele representar dulcificado, la Sábana Santa y esta imagen del Santo Cristo nos muestran que fue de una crueldad inusitada. Hay en el Libro de Job un dialogo entre Dios y Satanás, en el que éste le tienta diciendo que, si le quita las riquezas, le negará. Dios le permite la prueba y pierde así a toda su familia, luego las riquezas, y sigue fiel. Finalmente, Dios le permite que le hiera, pero sin quitarle la vida. En el caso de Cristo, le quita incluso la vida. El Demonio no tiene cuerpo y, por tanto, tampoco tiene tiempo. El hombre, tiene cuerpo y está sometido al cambio mediante el tiempo. Era necesario demostrar que el hombre puede elegir a Dios frente a Satanás, aunque le arrebaten la vida. No hubo mayor mal en la historia que la muerte de Cristo; sin embargo, Dios lo resucitó. A veces Dios permite el mal entre los hombres, pero al final, salvará a sus fieles.

Pero la salvación -continuó como tercera reflexión- es libre, podemos escogerla o rechazarla, y esto es lo que vamos a cantar en los versos del Soneto a Cristo Crucificado. En efecto, el cristiano no se mueve por la recompensa, como si fuera un mercenario, ni por el miedo al castigo, como los esclavos. El Señor nos quiere hijos, que se mueven por el amor, hasta el punto de dar la vida por la salvación de los hombres. El amor de Dios llega a la entrega de su Hijo y la respuesta sólo puede ser de amor; por eso dicen los versos: me mueven tus afrentas y tu muerte. Cantemos ese himno y pensemos cuál es nuestra respuesta ante la Eucaristía, cuál es nuestra respuesta ante este Crucificado que lo ha dado todo. Participar en la Eucaristía es entregarse por los demás con Cristo. Pidamos con fe para que el Señor nos ayude a comprender este profundo misterio.

Terminada la homilía, se hizo la pública Protestación de Fe, que dirigió N H Miguel Rodríguez-Pantoja, y, a continuación, el hermano mayor impuso la medalla de la Hermandad a N H Cristina Alcántara. Tras la Comunión sonó por primera vez el coral A Cristo Crucificado y, después de la Bendición, se entonó como final la Salve Regina, en honor de Nuestra Señora de la Presentación.

Terminada la Eucaristía, Emilio Arroyo hizo entrega al hermano mayor de la partitura dedicada del coral recién estrenado, correspondiendo Alberto Villar, en nombre de la Hermandad, con un cuadro con foto del Santo Cristo, en agradecimiento por la donación de la hermosa composición musical y en recuerdo de este día.

El hermano mayor agradeció personalmente la asistencia a los representantes de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, y de las hermandades del Prendimiento y San Rafael, posando finalmente los asistentes, para dejar constancia fotográfica de esta fiesta tan especial en honor del Santo Cristo de la Universidad.

  • Durante los dos días siguientes, en los que el Santo Cristo permaneció en el altar de cultos, se le dedicaron las misas de las 11:00. El viernes, presidida por D. Fernando Cruz-Conde, se celebró la Santa Misa de la Preciosísima Sangre de Cristo. El sábado, aunque regía la memoria obligatoria de San Bonifacio, el celebrante, Ilmo. Sr. D. Domingo Moreno Ramírez, hizo mención igualmente de María al pie de la cruz, que de ordinario cierra el triduo cuando la liturgia lo permite. D. Domingo explicó en la homilía el papel de Nuestra Señora, que veneramos con el título de Presentación, en su relación con Dios y su ofrecimiento al Padre en todo momento, hasta acabar su misión al pie de la cruz. Al término de ambas Eucaristías el hermano mayor dio lectura al Soneto a Cristo Crucificado.